Petit Bateau

Moda y complementos

Petit Bateau

La franquicia Petit Bateau es la preferida por los amantes del confort del puro algodón de 0 a 24 meses, la marca emblemática de las braguitas y de las camisetas se ha convertido en la referencia de un estilo multigeneracional para el bebé, el niño y el adulto, en todas partes del mundo.

Sus bonitos materiales de infinita suavidad y sus cortes impecables sobreviven al paso de las temporadas. La serenidad de esta moda esencial se opone a las turbulencias del tiempo. Una franquicia respetuosa con cada individuo y su medio ambiente. Nos acompaña en los momentos fuertes de la vida y recuerda la parte de niño que ha permitido a cada uno de nosotros formarse hasta la edad adulta.

La creatividad forma parte de los genes de la franquicia francesa. Fundada por Pierre Valton en 1893, instalada en Troyes desde siempre, y comprada por el grupo Yves Rocher en 1988, no ha cesado de inventar una moda intemporal, detallista y confortable para grandes y pequeños.

Su ropa interior y sus pijamas cuentan con el sello de calidad Oeko-Tex, uno de los más exigentes del mundo. Garantiza una perfecta inocuidad para la piel. La franquicia se compromete todos los días más con el desarrollo sostenible en todas las etapas de la fabricación. Intenta preservar el medio ambiente: Ahorro de agua y de energía, tintes no tóxicos, envases biodegradables, todo está diseñado para contaminar lo menos posible el planeta. Petit Bateau, empresa de referencia de la ropa infantil, quiere estar especialmente atenta al estado de la Tierra que dejará a los niños. 

En la fábrica de Troyes (Francia), el espíritu de la casa permanece, y los hombres y mujeres perpetúan los valores de la franquicia diariamente, respetando las técnicas de siempre, con métodos sofisticados que se enseñan de generación en generación y con un saber hacer inigualable. 

El aspecto de la ropa está diseñado para respetar el estilo del que la lleva. Una moda esencial en perfecta armonía con la época actual. La franquicia ofrece productos siempre precisos, perfectamente cortados, que no se deforman, de suave tacto que se reconoce inmediatamente.

Es una de las pocas franquicias francesas conocidas en el mundo entero. Fue una de las primeras en utilizar la publicidad desde 1920. Marinette, personaje imaginario dibujado, encarnó a la empresa con humor durante treinta años. 

Petit Bateau, franquicia de referencia para niños, ha puesto siempre en primer plano la energía, la creatividad y la libertad de éstos. Los sucesivos eslóganes han destacado siempre esta filosofía. «Atravesar la infancia en Petit Bateau (en Barquito)» en 1987, «Guapo por fuera y por dentro» en 1993, «¿De qué sirve imaginar la ropa si no se puede estar activo y divertirse?» en 2002. Después, «Para adultos también» en 2004, cuando Petit Bateau se dirige a los mayores evocando toda la suavidad del mundo de la infancia. Por último, «Para siempre», la última campaña publicitaria en 2009, capta la expresión natural de personas de todas las generaciones posando frente a un objetivo. 

Anunciando su edad en meses, la franquicia Petit Bateau recuerda que todos guardamos en nosotros una parte de la infancia que nos ha ayudado a formar la personalidad de adulto.

Las camisetas Petit Bateau se reconocen por el cuidado de sus acabados. El punto picot del escote forma un minibucle libre, el punto de ondas se realiza con puntos apretados con una máquina especial diseñada por la franquicia Petit Bateau en los años 60... El montaje de las diferentes piezas es riguroso y el envase en la famosa caja con el logo, identificable entre todos.

Azul Cerámica, rojo Escarlata, verde Biónico, rosa Panty, gris Cuchara, estampado confeti… La paleta de colores se extiende hasta el infinito como un inmenso arco iris lúdico. Los colores básicos se instalan a lo largo de las temporadas, otros se imponen sólo para algunos meses. Matices que van con las tendencias de la moda.

Los niños convertidos en mayores siguen siendo fieles a sus camisetas que les siguen acompañando una vez adultos. Los colores, las líneas y los materiales siguen esta evolución hacia una moda precisa que va a lo esencial.
La «slow fashion» forma parte de los genes de la franquicia; es un estilo que no se impone pero propone, adaptándose a la personalidad de cada uno. De colección en colección, nos encontramos siempre con el mismo gusto: el estilo marinero, las camisetas, las camisetas de tirantes, las braguitas, los impermeables o los chaquetones. Esta ropa icono de la marca, simple y lúdica, se adapta a los deseos de los individuos a lo largo de su vida, desde el bebé hasta el adulto.

Petit Bateau es una de las pocas franquicias francesas que ha impuesto su nombre en el mundo entero. Cada año, se venden cuatro millones de camisetas, tres millones de braguitas y diecisiete millones de prendas de ropa interior. La empresa ha sabido salvaguardar su saber hacer original expandiéndose a la vez por todo el mundo.

Petit Bateau abrió su primera tienda parisina en 1978 (Parly 2). En 2001, se instaló en Londres y en Nueva York. La marca da trabajo hoy a cerca de cuatro mil personas en el mundo, de las cuales cerca de la mitad trabaja para la franquicia en Francia.

La franquicia francesa posee doce filiales en Gran Bretaña, en Benelux (Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo), en Alemania, en Austria, en Suiza, en Italia, en España y en Portugal, en Estados Unidos y en Japón.

La franquicia Petit Bateau dispone de una red de distribución diversificada y completa en el mundo con cerca de 400 tiendas. La marca está presente en Europa, pero también en los otros continentes. 

Petit Bateau representa una historia de amor entre los clientes y una casa que les acompaña a lo largo de su existencia. Es normal que uno se sienta como en casa en las nuevas tiendas de la franquicia. Se entra en el espacio de la cocina, distendido, con publicidad antigua, guiños a la marca de referencia de la infancia.

Petit Bateau forma parte del Grupo Yves Rocher, que comprende igualmente los cosméticos Daniel Jouvance, Docteur Pierre Ricaud, Kiotis, Isabel Derroisné y Galerie Noémie así como Stanhome en el sector del cuidado personal y del hogar. Esta franquicia grupo ha seducido a 40 millones de mujeres en el mundo apostando por la interactividad de sus redes de distribución en todos los continentes.

Los diez puntos clave de la franquicia:

    • Una experiencia indiscutible en el campo de la infancia desde siempre
    • Productos de calidad, con una suavidad infinita apreciada por grandes y pequeños
    • Un fuerte compromiso con el desarrollo sostenible y el respeto del medio ambiente
    • Un estilo respetuoso con la personalidad del que lo lleva
    • Ropa de algodón de calidad (ropa interior, de noche) con la certificación de calidad 0eko-tex
    • Un saber hacer nacido en Troyes y transmitido de generaciónen generación
    • Una protección de la industria europea y una trazabilidad de los productos con fábricas exclusivas
    • Amor por la marca, cariñoso objeto de la infancia y compañero de larga duración
    • Una moda esencial que escapa a las turbulencias del tiempo y conforta a los que la llevan
    • Una publicidad cómplice y condescendiente con un toque de humor desde 1920

Contacta con esta franquicia


He leído y acepto la política de privacidad y el aviso legal *

Quiero recibir más información de otras Franquicias de la misma actividad

Suscribirme al boletín

Acepto las Condiciones Legales*

Contactar con esta franquicia


Datos de la empresa:

Nombre de la enseña: Petit Bateau

Persona de contacto: Departamento de expansión

Dirección: Tuset, 32, 1

Población: Barcelona

Provincia: Barcelona

País: España

Creación de la empresa: 1898

Creación de la franquicia: 1987

Nacionalidad: Francia


Datos económicos

Inversión: 40.000 €

Canon: 8.000 € + IVA

Royalty: No hay

Canon de publicidad: No hay

Ayuda a la financiación: No

Establecimientos en España:
- Propios: 7

- Franquiciados: 3


Datos técnicos


Compartir Compartir

Franquicias Relacionadas